09 noviembre 2009

The New Socialism: Global Collectivist Society Is Coming Online

El artículo cuyo título lleva este post y que Seba Lorenzo, traduce en http://www.sebalorenzo.com.ar/2009/10/27/the-new-socialism-global-collectivist-society-is-coming-online/, me llegó a partir de una actividad del "Primer taller internacional de formación online sobre el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones como herramienta para la participación política".

Una lectura desprevenida del mismo, impulsa a cualquier idealista promedio a pensar que realmente estamos en una cruzada anticorporativa, que nos puede conducir hacia una sociedad mejor no muy lejana, desarrollada e igualitaria, que haremos con nuestras propias manos y teclados.

Sin embargo aparecen algunas cuestiones, que políticamente son insoslayables.

Somos una sociedad de consumo y el consumo necesita mover bienes y servicios.

La mayoría de estos bienes y servicios, están producidos por unas 56 multinacionales, que reunidas tienen más poder que el 95% de los estados nacionales.
El otro 5% son los países centrales que concentran el capital financiero y el poder de dividir internacionalmente el trabajo por vías coactivas (organismos internacionales, intervención de filiales, manejo de medios de comunicación, etc.) o por vías coercitivas (invasión militar bajo los más diversos eufemismos).

Vivimos en una tercera fase del capitalismo, donde los centros hegemónicos se reservan la producción de tecnología (sobre todo aeronáutica, informática, de medicamentos y comunicaciones) y sólo dejan a zonas periféricas del primer cordón (Asia Pacífico), la producción de manufacturas y servicios simples o con tecnología de la segunda fase (textiles,automotrices, artículos del hogar, etc.), reservando el papel de productoras de materia prima a la mayoría de América Latina (segundo cordón) y de reserva futura de producción a África (tercer cordón).

En este contexto, pensar que el software libre, las redes sociales o las iniciativas cooperativas en red, transformarán el sistema político trayéndonos bienestar, es tan infantil o interesado como pensar que por usar Linux y sus programas asociados, tenemos informática e Internet gratis (ya que el harware y la conexión sería otra cosa distinta).

Hay un gran discurso hegemónico, que como en otras épocas, se esconde detrás de fenómenos seudolibertarios.
Hacernos creer que las corporaciones multinacionales están construyendo una estructura, que la acción democratizadora de los pueblos podrá transformar para darle un sentido virtuoso, es en realidad potenciar un consumo de ciertos sectores, para generar acumulaciones de capital desmedido que permiten desarrollar nuevas tecnologías (con grandes dividendos), que no se utilizarán para solucionar problemas tan simples como el hambre o la pobreza por la mala distribución.

Nuestro país es un claro ejemplo de lo que puede ser un modelo injusto en cuanto a la distribución de riqueza.
La reacción agrarista (que favorece el intercambio desigual, de vender semillas en forma de materias primas, por las que pagamos patentes y desarrollos tecnológicos que hacen multinacionales como Monsanto, Cargil, etc.), es un ejemplo de como el modelo primarizador nos hace periféricos, a partir de la falta de visión de los agentes internos.

Paralelamente los desarrollos tecnológicos exitosos son exportados, destruidos, privatizados o desalentados.

El mundo tal cual está, es la confirmación de que es importante empezar a pensar en lo nuestro y actuar sobre la economía real, si realmente queremos cambiar algo globalmente.

De otro modo sólo seremos algo funcional a un sistema que virtualmente parece cambiar en forma de innumerables simulacros de red.

6 Comentarios:

Blogger Raquel said...

Estamos, en principio, de acuerdo. No creo en el "socialismo virtual".

lun. nov. 09, 11:48:00 p. m. 2009  
Blogger Gustavo Angerame said...

Interesante su apreciación, "compañero" de curso, lo invito como "correligionario" de un mundo mejor a que visite mi blog ILLIA, ALFONSIN, LEGADO ÉTICO http://illiaalfonsinlegadoetico.blogspot.com

mar. nov. 10, 03:28:00 a. m. 2009  
Blogger Jorge Raúl Echeverría said...

Jorge:
Impecable tu análisis, lo comparto plenamente.
Mi blog: www.pensamientonacionalylatinoamericano.blogspot.com

mié. nov. 11, 06:50:00 p. m. 2009  
Blogger Alejandra Torres said...

Jorge, coincidí con tu análisis y lo linkeé en el cuerpo del texto en mi post del curso
http://unade500.blogspot.com/2009/11/socialismo-online-todavia-algunos-son.html

Un abrazo

sáb. nov. 21, 11:13:00 a. m. 2009  
Blogger Jorge said...

Si nos atendemos al espiritu del software libre encarnado por Richard Stallman y la free software foundation, creo que si. Los valores de compartición y colaboración para construir un bien común son valores socialistas, aunque un socialismo sin estado.
La forma de trabajo "fuente abierta" ha sido probada incluso en el mundo empresarial: Google, sun etc. Cuando el trabjo se hace extremadamnete técnico la necisidad de estructuras poco jerarquicas y en red provocan un incremento de la producción innovadora.
Creo que el compañero Jorge Horacio Hace una reflexión interesante, pero no considera que el objeto del software libre no es proporcionar "software gratis" si no software ético. En el mundo del software libre, debe haber negocio, si no este modelo no se sujetaria en una sociedad capitalista. De hecho multinacionales como google, IBM, Sun, etc hacen negocio siguiendo este modelo.
mi blog:http://posicioncomun.blogspot.com/

mié. nov. 25, 10:30:00 a. m. 2009  
Blogger Jorge said...

Si nos atendemos al espiritu del software libre encarnado por Richard Stallman y la free software foundation, creo que si. Los valores de compartición y colaboración para construir un bien común son valores socialistas, aunque un socialismo sin estado.
La forma de trabajo "fuente abierta" ha sido probada incluso en el mundo empresarial: Google, sun etc. Cuando el trabjo se hace extremadamnete técnico la necisidad de estructuras poco jerarquicas y en red provocan un incremento de la producción innovadora.
Creo que el compañero Jorge Horacio Hace una reflexión interesante, pero no considera que el objeto del software libre no es proporcionar "software gratis" si no software ético. En el mundo del software libre, debe haber negocio, si no este modelo no se sujetaria en una sociedad capitalista. De hecho multinacionales como google, IBM, Sun, etc hacen negocio siguiendo este modelo.

mié. nov. 25, 10:32:00 a. m. 2009  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home